sábado, noviembre 19, 2005

Mensaje de la Confederación Campesina de Francia ante la condena de José Bové

José Bové fue condenado a une pena de 4 meses de cárcel por haber participado el 14 de julio del 2004 a una acción de destrucción de una parcela de maíz transgénico en el sur-oeste de Francia (localidad de Menville). Otras ocho personas estaban juzgadas. Cuatro de ellas (todos líderes del partido ecologistas francés) fueron condenados a pena de cárcel con probación.

José Bové tiene todavía la posibilidad de ir frente a la Corte suprema de Justicia del Estado francés, pero este tribunal se pronuncie solamente sobre la legalidad de los juicios precedentes. Sabemos, por experiencia, que José Bové tiene casi ninguna posibilidad de romper la condena. Estamos pensando cual seria el mejor tiempo para que José fuese en cárcel, la Corte Suprema dándonos un plazo suplementario para preparar una fuerte movilización internacional contra la represión sindical contra los transgenicos y por la defensa de la biodiversidad y del derecho de los campesinos a conservar sus proprias semillas.

Estas condenas están acampanadas por una multa de 110.000 que los condenados tendrán que pagar colectivamente.

La condena de José es mucho más dura que lo que había pedido el fiscal durante el juicio que tuvo lugar en Toulouse al final del mes de septiembre del 2005. El fiscal había pedido solamente una privación de los derechos cívicos.

El mismo día en que fuimos avisados de la condenación de José (el 15 de noviembre), un huissier de Justice se presentaba en la sede de la Confédération paysanne para pedir el pago inmediato de una multa de 150.000 € (cerca de $US 190,000). Habíamos sido condenados a pagar esta suma a MONSANTO después de haber destruido una de sus parcelas transgénicas en 2000. La Confédération paysanne, que ya conoce dificultades financieras como muchos miembros de Via campesina, se encuentra aun más debilitada para afrontar los juicios siguientes y continuar su trabajo en defensa de la soberanía alimentaria y de los campesinos.

El día 17 de noviembre otros militantes anti-transgénicos serán juzgados en Versailles cerca de Paris. Todas y todos son responsables del sindicato, miembros de la Ejecutiva national o del Comité nacional. Están juzgados por su participacion a la destrucción de un campo de transgenicos en las cercanias de Paris. René Louail, miembro de la Ejecutiva de la CPE se encuentra tambien frente al tribunal.

Todas estas malas noticias muestran que las transnacionales de las biotecnologias están hartas de nosotros y que están dispuestas a utilizar todos los medios de represión (multas, cárcel) para que los campesinos europeos se decidan a utilizar sus semillas. Al mismo tiempo, hay que saber que el movimiento de resistencia en Francia es más fuerte que nunca. La organización de los cortadores voluntarios tiene casi 5000 miembros dispuestos a ir a la cárcel para empedir la llegada de los transgénicos. Con la solidaridad internacional estoy convencido de que podemos salir exitosos de esta batalla.

Les agradeceríamos muchos si pudieran ayudarnos a armar una fuerte campaña internacional. Todas las ideas y las iniciativas serán por supuesto bienvenidas.
Gracias también por difundir este mensaje en vuestros países y regiones.

Un saludo

Jean-Marc Desfilhes
Confédération paysanne
+33 143.620.404 (Paris)
+33 561.861.622 (Toulouse)

1 Comentarios:

Blogger ANGELITO dijo...

... hola ... soy mexicana y estoy haciendo un trabajo sobre la seguridad alimentaria como parte de la soberanía francesa y quisiera que me dieras tu punto de vista al respecto...

este es mi mail: angelthayeriano@hotmail.com

GRACIAS!!!

R.J.N.

9:39 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal