domingo, abril 26, 2015

Nuevo libro de Carmelo Ruiz Marrero



El gran juego de ajedrez botánico: Escritos sobre biotecnología y agroecología es una compilación de 15 años de trabajo investigativo y educativo del periodista Carmelo Ruiz Marrero en torno a los temas de la agricultura, ecología, biotecnología y soberanía alimentaria. Es un esfuerzo por documentar y analizar el modelo de agricultura industrial capitalista, el cual está exacerbando el problema del hambre y la crisis ambiental, y servir de guía a los nuevos movimientos sociales, pensamientos ecológicos y paradigmas científicos que están surgiendo y planteando alternativas.

Para comprarlo:


http://www.editorialtiemponuevo.net/2015/01/el-gran-juego-de-ajedrez-botanico.html

http://libreriaisla.com/mm5/merchant.mvc?Screen=PROD&Store_Code=LI&Product_Code=9781505964356&Category_Code

http://www.amazon.com/gran-juego-ajedrez-botanico-biotecnologia/dp/1505964350/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1421124564&sr=8-1&keywords=el+gran+juego+de+ajedrez

sábado, abril 25, 2015

Todos contra Monsanto, 23 de mayo


Los defensores de los transgénicos, ¿Juegan limpio?

Carmelo Ruiz Marrero
10 de abril 2015

La única verdadera conclusión que se puede sacar sobre la candente controversia en torno a los alimentos genéticamente modificados- también llamados transgénicos- es que la discusión científica sobre el asunto no está resuelta. De hecho, no existe consenso científico en torno a la inocuidad de los alimentos transgénicos. Para hacer este punto de manera contundente, la Red Europea de Científicos por la Responsabilidad Social y Ambiental publicó una declaración a este efecto. Desde su publicación original en 2013, sobre 300 científicos la han firmado y ha sido revisada por los pares para publicación. Según el preámbulo de la declaración:

"Una amplia comunidad de estudiosos e investigadores científicos independientes cuestiona las recientes alegaciones de un consenso sobre la inocuidad de los organismos transgénicos (OGM). En la siguiente declaración conjunta se demuestra que el alegado consenso es un constructo artificial que ha sido falsamente perpetuado mediante diversos foros. Irrespectivamente de la evidencia contradictoria en la literatura referida, como se documenta más adelante, la afirmación de que ahora hay un consenso en torno a la inocuidad de los OGM continúa siendo diseminanda ampliamente y de manera acrítica. Por décadas, la inocuidad de los OGM ha sido un tema calurosamente controversial que ha sido muy debatido alrededor del mundo. Los resultados publicados son contradictorios, en parte debido a la amplia gama de diferentes métodos investigativos empleados, procedimientos disponibles inadecuados, y diferencias en el análisis e interpretación de datos."

"La declaración conjunta desarrollada y firmada por sobre 300 investigadores independientes no afirma que los OGM sean peligrosos o seguros. En lugar de eso, la declaración concluye que la escasez y naturaleza contradictoria de la evidencia científica publicada hasta la fecha impide hacer declaraciones conclusivas sobre la inocuidad o falta de ésta, de los OGM. Las alegaciones de consenso sobre la inocuidad de los OGM no están apoyadas por un análisis objetivo de la literatura referida." http://www.enveurope.com/content/27/1/4/abstract 

Según la declaración, nunca se han hecho estudios epidemiológicos humanos para determinar los potenciales efectos sobre la salud de los alimentos transgénicos, por lo tanto la afirmación escuchada a menudo de que millones de personas han comido estos alimentos por los pasados 20 años sin experimentar efectos adversos tiene cero fundamento científico.

En la ausencia de investigación epidemiológica humana, sólo contamos con estudios de alimentación animal para acceder a datos de salud reales. ¿Demuestran tales estudios que no hay riesgos a la salud, como alegan los promotores de los transgénicos? Los autores de la declaración hacen referencia a una revisión minuciosa de estudios de alimentación animal revisados por los pares, que concluye que hay aproximadamente tantos estudios con resultados preocupantes como estudios que no encuentran razón para uno preocuparse. La gran mayoría de los últimos fueron financiados por la industria de biotecnología. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21296423 

Los firmantes de la declaración también discrepan de los "innumerables estudios" que alegadamente encuentran que los transgénicos son seguros. El Proyecto de Investigación de la Unión Europea, el cual cita 50 estudios financiados por la UE realizados entre 2001 y 2010, que es a menudo citado a ese efecto, "no fue diseñado para probar inocuidad y no provee evidencia confiable de inocuidad". http://europa.eu/rapid/press-release_IP-10-1688_en.htm?locale=en  Y los "cientos de estudios" a los que hace referencia la página web pro-transgénicos Biofortified en su mayoría no atienden el asunto de la inocuidad y algunos hasta presentan preocupaciones a respecto.

Este debate ha asumido una nueva urgencia en vista de la aprobación por parte de las autoridades reguladoras de Estados Unidos de la manzana transgénica "ártica" en febrero de 2015, a pesar de la acalorada oposición de agrupaciones de consumidores y ambientalistas*. En respuesta a la cobertura mediática carente de sentido crítico que alabó y celebró este producto novedoso, los firmantes publicaron la declaración de nuevo y le exhortaron a los medios a ser más honestos en su cobertura del debate de los transgénicos.

"Ni un solo estudio de inocuidad independiente y público ha sido realizado sobre la manzana ártica, y aun así algunos reportajes en los medios han afirmado que es 'segura'", dijo Michael Hansen, científico de Consumers Union. "Hacemos un llamado a la prensa a que reporte con precisión sobre la ciencia de los transgénicos, particularmente sobre las preocupaciones de salud y ambientales presentadas por científicos y la falta de estudios de inocuidad requeridos, la cual nos deja con cuestionamientos sobre la inocuidad de los alimentos transgénicos."

Los críticos de los transgénicos estuvieron particularmente molestos con un artículo en el ejemplar de marzo 2015 de la revistaNational Geographic, titulado "The War on Science" (La guerra contra la ciencia) http://ngm.nationalgeographic.com/2015/03/science-doubters/achenbach-text . El artículo, de la autoría de Joel Achenbach, denuncia la popularidad de la seudociencia y creencias irracionales y después coloca los adversarios de los transgénicos en la misma categoría que los creacionistas cristianos y los negadores del cambio climático, basándose en el inexistente consenso científico en pro de los alimentos transgénicos.

"El artículo apenas toca la controversia transgénica o la ciencia", dijo Timothy Wise, profesor de la Universidad de Tufts, comentando sobre el artículo del National Geographichttp://foodtank.com/news/2015/02/the-war-on-genetically-modified-food-critics-et-tu-national-geographic . "Lo que estamos viendo es una campaña concertada para hacer exactamente lo que el National Geographic ha hecho consciente o inconscientemente: pintar los críticos de los transgénicos como anti-ciencia, sin ofrecer una discusión seria sobre la controversia científica que aun continúa a todo furor."

Los defensores de los transgénicos ridiculizan y le arrojan abuso verbal no solamente a quienes cuestionan si la tecnología es segura, sino también a quienes plantean la realidad de que no existe consenso científico en el asunto. ¿Por qué? Considerando el historial de manipulación corporativa de la opinión pública mediante expertos "independientes" quienes incidentalmente son financiados por las mismas industrias que defienden, no es injusto preguntar si algunas personas en el debate de los transgénicos están recibiendo paga. No es una preocupación irrazonable, en vista de este reporte de febrero de 2015:

"Una petición hecha bajo FOIA (Ley de libertad de información de Estados Unidos) por Greenpeace ha logrado la liberación de documentos que muestran que el científico del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian Wei-Hock Soon, uno de los científicos más frecuentemente citados que decían que las emisiones de gases de efecto de invernadero no contribuyen al calentamiento global, ha recibido $1.2 millones en financiamiento de la industria de combustibles fósiles en la pasada década. En ese tiempo Soon regularmente ha evitado mencionar el conflicto de interés en sus publicaciones científicas, aparentemente violando en al menos ocho ocasiones las pautas éticas de las revistas que publicaron sus trabajos." https://nsarchive.wordpress.com/2015/02/26/ogis-director-vacancy-announcement-finally-posted-the-difference-between-fee-categories-and-waivers-and-much-more-frinformsum-2262015/ 

¿Cuán independientes son los expertos "independientes" que abogan en pro de los alimentos transgénicos? ¿Están recibiendo paga secretamente como el "escéptico" del clima señor Soon? El grupo activista U.S. Right to Know decidió averiguar. En febrero de 2015 radicó una petición bajo FOIA para ver los correos electrónicos y correspondencia de profesores de universidades públicas que escriben para GMO Answers, una página web pro-transgénicos establecida por la agencia de relaciones públicas Ketchum. "Nosotros los contribuyentes merecemos saber los detalles cuando nuestros empleados pagados por el público contribuyente se prestan de pantalla para corporaciones privadas y sus escurridizas firmas de relaciones públicas", declaró Gary Ruskin, director ejecutivo de la organización.

En un comunicado de prensa, la organización dijo "Los pedidos de documentos públicos radicados por U.S. Right to Know cubren correspondencia entre profesores que trabajan para universidades financiadas por el público, y compañías agroquímicas como Monsanto, al igual que entre ellos y firmas de relaciones públicas como Ketchum y Fleishman Hillard, y entre ellos y gremios empresariales como la Grocery Manufacturers Association y el Council for Biotechnology Information. Estos pedidos no son un esfuerzo por obtener información personal o sobre investigaciones académicas que estén realizando los profesores." http://usrtk.org/gmo/u-s-right-to-know-foias-profs-who-wrote-for-gmo-pr-website/ 

Según informes de la prensa, las universidades peticionadas se molestaron con el pedido, y por lo menos una se negado a cooperar http://news.sciencemag.org/scientific-community/2015/02/agricultural-researchers-rattled-demands-documents-group-opposed-gm . El 12 de febrero Biofortified publicó un comentario del profesor Kevin Folta, de la Universidad de Florida, titulada "Silencing public scientists" (Silenciando a los científicos del sector público), que describía el pedido FOIA como un acto de mala fe dirigido a intimidar científicos. http://www.biofortified.org/2015/02/silencing-public-scientists/ 

Al día siguiente, Ruskin le contestó a Folta con una carta abierta. "Estos profesores son empleados públicos", dice la carta. "Ellos son pagados por los contribuyentes para trabajar en pro del bien público; sus afiliaciones universitarias les dan el estatus de expertos 'independientes', y son frecuentemente citados en los medios como expertos independientes. Pero cuando estos profesores están estrechamente coordinando con corporaciones agroquímicas y sus firmas de relaciones públicas para darle forma al diálogo público en modos que fomentan la ganancia privada para corporaciones, o cuando actúan como la cara pública de las relaciones públicas de las industrias, entonces tenemos derecho a saber qué hicieron y cómo." http://usrtk.org/gmo/an-open-letter-to-professor-kevin-folta-on-foia-requests/ 

De particular interés para USRTK es averiguar si profesores de universidades públicas, particularmente la Universidad de California (UC), estuvieron involucrados en la campaña financiada por la industria de biotecnología en contra de la Propuesta 37 de 2012, una medida sometida a voto popular en California que de haber sido aprobada por el electorado hubiera hecho compulsorio el etiquetado de alimentos transgénicos en el estado. ¿Estuvieron profesores de la UC, empleados del estado de California, involucrados en afectar el resultado de un referendo estatal? Y si es así, ¿Estaban recibiendo secretamente dinero de industrias privadas?

Por lo tanto, no está mal preguntar, Las personalidades públicas y expertos supuestamente independientes que hacen campaña por los transgénicos, ¿están jugando limpio? Si se niegan a hacer públicos sus contactos con la industria de los transgénicos, ¿Qué esconden?


Este artículo fue publicado originalmente en inglés en la página web de Telesur English el 20 de marzo de 2015. http://www.telesurtv.net/english/bloggers/Are-the-Pro-GM-Debaters-Playing-Fair-20150320-0001.html

Ruiz Marrero es periodista puertorriqueño. En 2012 tuvo una importante participación en la campaña en pro de la Propuesta 37 de California como director de redes sociales de la campaña Millones Contra Monsanto de la Organic Consumers Association. 
Su libro más reciente, publicado en enero de 2015, se titula "El Gran Juego de Ajedrez Botánico". Es fundador y director del Monitor de Energía y Ambiente de América Latina (http://monitorenergiayambiente.blogspot.com/). Desde 2004 Ruiz Marrero mantiene un blog periodístico (http://carmeloruiz.blogspot.com/search/label/esp) que actualiza regularmente. Su identificación en Twitter es @carmeloruiz. Actualmente reside en Quito, Ecuador.
   
 
* “El USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) se ha negado a mirar la gama entera de riesgos de estas manzanas. En su evaluación ambiental, el USDA ignoró la posibilidad de efectos no intencionales asociados a la tecnología utilizada para modificar estas manzanas, los impactos económicos potenciales en Estados Unidos y en el mercado internacional de manzanas, los efectos de contaminación potencial para cultivadores de manzanas no transgénicas y orgánicas, y el impacto del proceso de silenciamiento de genes que también puede debilitar las defensas de las plantas y su salud."
  

jueves, abril 23, 2015

GM Watch: Neil Young's Monsanto album set for release June 16

http://www.gmwatch.org/index.php/news/archive/2015-articles/16105-neil-young-s-monsanto-album-set-for-release-june-16

Rocker takes on Monsanto on latest LP and tour

Carmelo Ruiz: Are the GMO advocates playing fair?

How independent are the “independent” experts that advocate for GM foods? Are they being secretly paid like some climate change “skeptics”? The activist group U.S. Right To Know (USRTK), decided to find out. On February 2015 USRTK filed a FOIA request for the e-mails and correspondence of public university professors that write for GMO Answers, a pro-GM advocacy web site set up by the Ketchum public relations agency. “We taxpayers deserve to know the details about when our taxpayer-paid employees front for private corporations and their slick PR firms,” said Gary Ruskin, the organization´s executive director.

This content was originally published by teleSUR at the following address: 
http://www.telesurtv.net/english/bloggers/Are-the-Pro-GM-Debaters-Playing-Fair-20150320-0001.html. If you intend to use it, please cite the source and provide a link to the original article. www.teleSURtv.net/english

miércoles, abril 22, 2015

Nueva contaminación transgénica en Uruguay: entrevistamos a uno de los investigadores del estudio

http://www.radiomundoreal.fm/8234-historia-repetida


Versión para imprimir

16 de abril |  | 

Historia repetida

 

00:00|33:44
Descargar: MP3 (23.3 MB)
La Red Nacional de Semillas Nativas y Criollas de Uruguay hizo llegar este jueves a la Comisión para la Gestión del Riesgo (CGR) y a los miembros del Gabinete Nacional de Bioseguridad (GNBio), que resuelven sobre transgénicos en el país, una carta y un nuevo estudio que dio cuenta de la presencia de proteínas transgénicas en semillas de maíz de productores de la propia Red
(Acceda abajo al informe técnico del estudio).
Los agricultores reclamaron que se garantice el derecho a la producción no transgénica y advirtieron que la política del gobierno de “coexistencia regulada” (entre cultivos transgénicos y no transgénicos) es claramente inefectiva.
Nuevos análisis realizados en la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Química detectaron proteínas transgénicas en muestras de semillas de maíz criollo de los departamentos de Canelones y Treinta y Tres. Las muestras habían sido recolectadas por los técnicos y productores de la Red de Semillas durante 2014. La carta enviada a las autoridades adjuntó el informe técnico del estudio.
La Red está conformada por más de 200 emprendimientos familiares, que involucran a más de 350 productores y productoras en 13 departamentos del país. Nació en 2004 a iniciativa de la Asociación de Productores Orgánicos del Uruguay (APODU) y REDES – Amigos de la Tierra Uruguay, con la participación de la Facultad de Agronomía a través del Centro Regional Sur. El principal objetivo de la Red es el rescate, revalorización y mantenimiento de los recursos fitogenéticos del país, para contar con semillas criollas de calidad.
Radio Mundo Real realizó una extensa entrevista a Pablo Galeano, licenciado en Bioquímica e investigador y docente de la Cátedra de Bioquímica de la Facultad de Química de la Universidad de la República, integrante además de REDES – Amigos de la Tierra Uruguay. Galeano fue uno de los investigadores que realizó el estudio.
Imagen: www.redes.org.uy
(CC) 2015 Radio Mundo Real 10 años

Biodiversidad en América Latina | México: ¿Tortillas transgénicas y cancerígenas?

Biodiversidad en América Latina | México: ¿Tortillas transgénicas y cancerígenas?