martes, enero 13, 2015

Nuevo libro de Carmelo Ruiz Marrero

El libro será presentado este viernes 23 de enero a las 7 pm en el local de la Hermandad de Empleado Exentos No Docentes de la UPR (HEEND) en Puerto Nuevo 

El gran juego de ajedrez botánico: Escritos sobre biotecnología y agroecología es una compilación de 15 años de trabajo investigativo y educativo del periodista Carmelo Ruiz Marrero en torno a los temas de la agricultura, ecología, biotecnología y soberanía alimentaria. Es un esfuerzo por documentar y analizar el modelo de agricultura industrial capitalista, el cual está exacerbando el problema del hambre y la crisis ambiental, y servir de guía a los nuevos movimientos sociales, pensamientos ecológicos y paradigmas científicos que están surgiendo y planteando alternativas.

Para comprarlo:


http://www.editorialtiemponuevo.net/2015/01/el-gran-juego-de-ajedrez-botanico.html

http://libreriaisla.com/mm5/merchant.mvc?Screen=PROD&Store_Code=LI&Product_Code=9781505964356&Category_Code

http://www.amazon.com/gran-juego-ajedrez-botanico-biotecnologia/dp/1505964350/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1421124564&sr=8-1&keywords=el+gran+juego+de+ajedrez

martes, diciembre 09, 2014

Ipsos realiza encuesta para Monsanto en Puerto Rico

El pasado viernes 5 de diciembre, en el simposio de Dasomonía del USDA Forest Service, se me apareció una encuestadora llamada Daniela. Ella buscaba entrevistar a los presentes sobre el asunto de los transgénicos. Me dijo que trabaja para una empresa llamada Ipsos y que la encuesta la paga Monsanto.

Tras hacer una búsqueda por internet, veo que se trata de una empresa transnacional de mercadeo:


Su subsidiaria en Puerto Rico es Ipsos Hispania: 

Aparentemente esta firma ha hecho trabajos de encuesta para el sindicato SEIU y es muy cercana al Partido Popular. ¿Alguien puede encontrar más datos a respecto?

La Monsanto ha contratado los servicios de Ipsos en Argentina:

http://ecoscordoba.com.ar/monsanto-encarga-estudio-de-opinion-para-medir-su-imagen-en-cordoba/

Gente, el propósito de estas encuestas es estudiar la oposición a Monsanto y a los transgénicos y usar esa información para neutralizar y destruir las campañas activistas, al igual que desacreditar hallazgos científicos adversos a la industria de biotec agrícola.

- Carmelo Ruiz Marrero

7 de diciembre 2014  

GM Contamination Register Logs 396 Incidents over 17 Years

http://www.biosafety-info.net/article.php?aid=1118

November 26, 2014


THIRD WORLD NETWORK BIOSAFETY INFORMATION SERVICE 
  
Article 17 of the Cartagena Protocol on Biosafety addresses unintentional transboundary movements and emergency measures to be taken in the case of such movements. The Protocol requires Parties to take appropriate measures to notify affected or potentially affected States when it knows of a release leading to an unintentional transboundary movement of an GMO that is likely to have significant adverse effects on the conservation and sustainable use of biological diversity, taking also into account risks to human health. 
Many cases of unintentional transboundary movements have taken place since the introduction of GMOs. Some of these are also illegal transboundary movements, which are addressed by Article 25 of the Protocol. 
In the absence of a global monitoring system, GeneWatch UK and Greenpeace International launched the GM Contamination Register database (www.contaminationregister.org) in 2005 to record all publically documented incidents of contamination arising from the intentional or accidental release of GM organisms as well as illegal plantings of GM crops and reported adverse agricultural side-effects.
An analysis of the Register database has been recently published. From 1997 to the end of 2013, 396 incidents in 63 countries were recorded. There have also been nine cases of contamination associated with GM lines with no authorisation for cultivation anywhere in the world, hence these have not been risk assessed. An analysis of the data concludes that “GM contamination can occur independently of commercialisation”, as evidenced by GM rice which has never been grown commercially but which records the highest number of contamination incidents. GM maize, soya and oilseed rape, all grown commercially, rate next. 
Once GM contamination has happened, it can be difficult to contain it. However, the detection of GM contamination is dependent on routine and targeted regimes, which is inconsistent across countries. Furthermore, the lack of analytical methodology to detect GM crops at the field trial stage poses an obstacle to detecting any arising contamination.
The Abstract and Conclusions of the paper are reproduced below. 
With best wishes 
Third World Network
131 Jalan Macalister
10400 Penang
Malaysia
To unsubscribe: reply ‘unsubscribe’ to news@biosafety-info.net
To subscribe to other TWN information services: www.twnnews.net
THE GM CONTAMINATION REGISTER: A REVIEW OF RECORDED CONTAMINATION INCIDENTS ASSOCIATED WITH GENETICALLY MODIFIED ORGANISMS (GMOS), 1997–2013 
Becky Price and Janet Cotter
International Journal of Food Contamination 2014, 1:5
doi:10.1186/s40550-014-0005-8
Abstract
Background
Since large-scale commercial planting of genetically modified (GM) crops began in 1996, a concern has been that non-GM crops may become contaminated by GM crops and that wild or weedy relatives of GM crops growing outside of cultivated areas could become contaminated. The GM Contamination Register contains records of GM contamination incidents since 1997 and forms a unique database. By the end of 2013, 396 incidents across 63 countries had been recorded.

lunes, diciembre 08, 2014

¿Cómo gasta la Fundación Gates su dinero para alimentar el mundo?

http://www.grain.org/es/article/entries/5078-como-gasta-la-
fundacion-gates-su-dinero-para-alimentar-el-mundo

Bill Gates en la Universidad de Cornell intentando hacer polinización cruzada de trigo (Photo: Universidad de Cornell)
Bill Gates en la Universidad de Cornell intentando hacer polinización cruzada de trigo (Photo: Universidad de Cornell)

La Fundación Gates es posiblemente, como nunca se ha visto, el mayor emprendimiento filantrópico. Actualmente mantiene un fondo por $40 mil millones, captado mayormente a partir de la propia riqueza de Gates y de su amigo multimillonario Warren Buffet. La Fundación tiene un personal de más de 1.200 personas y ha entregado sobre US$30 mil millones en donaciones desde su creación en el año 2000, tres mil seiscientos millones solamente en 2013.2 La mayoría de las donaciones son para los programas globales de salud y trabajo educacional en los Estados Unidos, tradicionalmente las áreas prioritarias de la Fundación. Pero en los años 2006-2007, la fundación expandió de manera masiva su financiamiento para la agricultura, con el lanzamiento de la Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) y una serie de grandes donaciones al sistema internacional de investigación agrícola (CGIAR). En el año 2007 gastó sobre quinientos millones de dólares en proyectos agrícolas y el financiamiento lo ha mantenido cercano a este nivel. La gran mayoría de las donaciones agrícolas de la fundación se centran en África.

domingo, diciembre 07, 2014

Jack Heinemann: Science vs assumption

http://rightbiotech.tumblr.com/post/102482110140/science-vs-assumption

13 November 2014

The first intentionally pesticidal GM crop trait based on RNA is before food safety regulators for approval to release as a food for humans or feed for animals. Will regulators substitute their assumptions, seemingly validated by the bold statements of some scientists, for data on its safety?

******

A key plank in the argument made by the food regulator and some scientists is that ingested dsRNAs are too fragile to survive digestion and therefore we cannot be ‘exposed’ to them in an active form. A second plank in the argument is that the concentration of dsRNAs in food would be too low to have an effect even if they were taken up. These arguments are rapidly losing their power to convince as a growing body of scientific evidence suggests that nature doesn’t share their assumptions.

Differences between food and environment regulators

Furthermore, risk assessment by food regulators does not take into account environmental effects. Therefore, their opinions are not relevant to the potential for adverse effects to arise in the environment and are not the final word when it comes to generating the full picture of GMO safety, for people or the environment.

The US Environmental Protection Agency (EPA) recently concluded a large-scale evaluation of dsRNA-based pesticide products and whether or not existing risk assessment frameworks are sufficient to evaluate them for safety. The answer, succinctly, was ‘no’.

******

...the argument that RNA won’t survive digestion is hypothetical because there are few studies on dsRNA stability through digestion, and none that prove complete removal of dsRNA at the stomach acidity levels typical of different kinds of consumers. Consequently, the EPA Panel “recommended that the stability of dsRNA in individuals that manifest diseases, immune compromised, elderly, or children be investigated.”

******

Probably more troubling to the scientists and regulators who have attempted to paint a one-dimensional picture of dsRNA risk assessment will be two new publications. The first demonstrates that dsRNAs (miRNAs) found in cow milk are biologically active in humans. The research, published in the Journal of Nutrition, found that the miRNA in the cow milk survived digestion and could alter gene expression. The authors said: “We conclude that miRNAs in milk are bioactive food compounds that regulate human genes” 

sábado, diciembre 06, 2014

Tribunal internacional ético demanda la prohibición de maíz transgénico en México



Pide a FAO y CBD que actúen en congruencia

Comunicado de prensa del Grupo ETC


4 DE DICIEMBRE, 2014, Ciudad de México— El Capítulo México del Tribunal Permanente de los Pueblos llamó al gobierno mexicano a prohibir la siembra de maíz genéticamente modificado en el país, tomando en consideración que es uno de los tres principales cereales que alimentan al mundo. El tribunal, que reunió evidencia proveniente de más de mil organizaciones sobre esta violación y otras más a los derechos de los pueblos, enfatizó la gravedad del tema por ser México centro de origen del cultivo.

El gobierno mexicano, sentenció el tribunal, debe “adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la conservación del maíz nativo como fuente principal de alimentación y como elemento cultural de cohesión y articulación social. Siendo México el reservorio genético de este pilar de la seguridad alimentaria mundial, se debe prohibir la siembra de maíz transgénico en el país.” [1]

En el marco de la audiencia temática “Violencia contra el maíz, la soberanía alimentaria y los derechos de los pueblos”, se plantearon 140 casos y testimonios de ataques a la vida campesina e indígena, a la alimentación y salud de la población, al derecho al agua, a la tierra y territorio, así como los impactos sobre campesinos y agricultores de los tratados de libre comercio, en particular del TLCAN, todo lo cual llevó a la destrucción de las bases para la soberanía alimentaria en México.

En la acusación que condujo a la sentencia, las organizaciones sociales hablaron de los cultivos transgénicos como parte de la “guerra” contra la soberanía alimentaria. La acusación afirma que existe un “blindaje jurídico, privatización y normatividades paralegales, propias de los acuerdos comerciales que tienen como fin último la erradicación de toda producción independiente de alimentos.” [2]

El Tribunal también enfatizó que el tema del maíz rebasa las fronteras mexicanas. La sentencia llama a la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación a salvaguardar de la contaminación transgénica las variedades nativas y campesinas de maíz y le pide asumir la responsabilidad en los impactos que decisiones tomadas en México podrían tener a nivel global. Recomienda al Convenio sobre Diversidad Biológica que emprenda una investigación especial —con participación de pueblos indígenas y campesinos— para proteger los centros de origen de los cultivos y los derechos de los pueblos campesinos e indígenas que los crearon.  

“Luchar contra el maíz transgénico no es sólo una cuestión nacional” —afirma Verónica Villa del Grupo ETC en México. “Las comunidades y organizaciones continuarán peleando para que no se aprueben las semillas transgénicas, y el Tribunal Permanente de los Pueblos atrajo a la atención internacional el problema.”

“La sentencia del Tribunal es muy clara”, dijo Pat Mooney, director del Grupo ETC. “A menos que el gobierno mexicano responda contundentemente, el mundo seguirá perdiendo la diversidad genética de uno de sus cultivos más importantes. Si México no actúa, las Naciones Unidas deberían hacerlo.”

Entre los impactos potenciales de la liberación de maíz transgénico que enfatiza el veredicto del tribunal, se encuentran:
  • La contaminación genética y la erosión de las variedades nativas y campesinas
  • La apropiación de la producción nacional de maíz por parte de las corporaciones multinacionales de la agricultura
  • El ataque directo a la cultura y las formas de sustento de la mayoría de los mexicanos
  • El daño que implica para las abejas, el ambiente y las formas de sustento de miles de comunidades mayas por el uso de los agrotóxicos que necesitan los cultivos transgénicos.

Agrupaciones campesinas y organizaciones sociales ven la posible aprobación de la siembra comercial de maíz transgénico como un ataque directo a la soberanía y seguridad alimentaria de México:

“En los últimos catorce años, el gobierno asumió varias estrategias para contaminar. Primero penetró con transgénicos las regiones, intencionalmente y a trasmano, luego minimizó los efectos de los OGM, promulgó leyes para promoverlos, negó que toda Mesoamérica es centro de origen, terminó la moratoria que existía contra el maíz transgénico y comenzó a otorgar permisos de siembra piloto y experimental en el norte del país. En varias pre-audiencias se demostró con pruebas científicas y monitoreos comunitarios la dispersión de la contaminación transgénica de maíz y algodón campesinos en varios puntos del país (que es centro de origen de ambos cultivos). Los efectos de corto y largo plazo de esta invasión transgénica son catastróficos para la biodiversidad, la agricultura, la producción de alimentos y la salud de la población, no sólo para México, sino para el mundo.” [3]

Pese a que México es el centro de origen del maíz, el gobierno actual y el anterior, autorizaron entre 2009 y 2012 la siembra de maíz transgénico en casi 200 parcelas experimentales y piloto en varias regiones del país. A partir de 2012, las empresas Monsanto, PHI México (DuPont) y Dow Agrosciences solicitaron plantar maíz transgénico a escala comercial. [4]  La oposición nacional e internacional a esta contaminación intencional del centro de origen del maíz fue muy enérgica, con lo que se logró parar la liberación comercial, en una verdadera “moratoria” establecida popularmente.[5] 

En octubre 2013, una acción civil colectiva planteada por 53 individuos y 20 organizaciones, representados legalmente por Colectivas AC, consolidó esta moratoria popular, logrando que un juez ordenara la liberación de maíz transgénico en tanto se resuelve esta demanda.

Las empresas mencionadas a las que se sumó Syngenta, siguieron presentando solicitudes de siembra de maíz transgénico experimental, piloto y comercial, totalizando 91 solicitudes aun no aprobadas desde 2012 para sembrar millones de hectáreas de maíz transgénico.[6]  Esas empresas controlan más del 90 por ciento de las semillas transgénicas a nivel global y México representa un mercado al que no están dispuestas a renunciar. Esas empresas han presentado hasta la fecha 89 impugnaciones contra la demanda de acción civil y contra la suspensión de siembra de maíz transgénico. Monsanto presentó incluso una acción legal contra el juez Jaime Manuel Marroquín, quién otorgó la suspensión en vigencia, acusándolo de  no ser imparcial.

Lo más absurdo es que los propios organismos del gobierno mexicano, como la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) y la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat), que deberían proteger el interés de los pueblos de México hayan también impugnado la suspensión, actuado claramente en defensa de las empresas y no de los ciudadanos, los campesinos y la biodiversidad.

En la sentencia final el Tribunal reconoce como justa y necesaria  “la resolución del juez Jaime Manuel Marroquín que en octubre de 2013 ordenó suspender todas las actividades de siembra de maíz transgénico en el país, así como detener los otorgamientos de permisos de liberación experimental, piloto y comercial de dicha semilla.”[7]

El Tribunal acusa como responsables de las violaciones al gobierno mexicano, a varias empresas transnacionales (entre las que se encuentran todas las que controlan la mayor parte de la cadena alimentaria, desde Monsanto a WalMart, pasando por Cargill y Nestlé), a gobiernos de terceros estados, como Estados Unidos y Canadá; y a diferentes instituciones internacionales.



El Tribunal Permanente de los Pueblos fue fundado originalmente en 1966 por Bertrand Russell y Jean Paul Sartre, para denunciar los crímenes cometidos durante la guerra de Vietnam. Se le llamó entonces “Tribunal Russell”. Posteriormente se constituyó en tribuna permanente para dirimir violaciones a los pueblos del mundo, con secretaría internacional en la Fundación Basso, en Italia.[8]  Entre sus objetivos se incluye, “dar voz a pueblos y colectivos sobre problemas que son fundamentales para ellos pero que no encuentran cabida o son rechazados por los Estados en cuestión,” al tiempo que proveen las bases para la articulación y movilización internacional, asegurando una comprensión cuidadosa de las violaciones a los derechos de los pueblos y sus causas.[9]

Mayor información

Silvia Ribeiro, Grupo ETC, México grupoetc@etcgroup.org
Verónica Villa, Grupo ETC, México veronica@etcgroup.org
www.etcgroup.org/es
http://www.tppmexico.org/



[1] Tribunal Permanente de los Pueblos, capítulo México, Sentencia de la Audiencia Final, Noviembre 12-15, 2014. http://www.tppmexico.org/sentencia-de-la-audiencia-final-del-capitulo-mexico-del-tpp/
[2] Acusación general ante el TPP sobre maíz y derechos de los pueblos.  Tesis número 3. Verhttp://redendefensadelmaiz.net/audiencia-violencia-contra-el-maiz-la-soberania-alimentaria-y-la-autonomia/
[3] Relatoría de la Audiencia temática  “Violencia contra el maíz, la soberanía alimentaria y los derechos y la autonomía de los pueblos”, punto 7,  presentada en la audiencia final del TPP capítulo México, 15 de noviembre 2014, Ciudad de México, México.
[4] Grupo ETC: “Masacre del maíz mexicano” http://www.etcgroup.org/es/content/masacre-del-ma%C3%ADz-mexicano 15/11/2012
[5] Ribeiro, Silvia, Grupo ETC, “Otro año contra el maíz transgénico”, enero 2014, La jornada, México,http://www.jornada.unam.mx/2014/01/11/opinion/019a1eco
[6] Colectivo por la Autonomía, Grain, Grupo ETC, “Solicitudes de siembra de maíz transgénico en México (2012-2013)”, en GRAIN, ¡No toquen nuestro maíz!,  pág 276. Mayo 2014, http://www.grain.org/es/article/entries/4954-no-toquen-nuestro-maiz-el-sistema-agroalimentario-industrial-devasta-y-los-pueblos-en-mexico-resisten y
Senasica, “Estatus de solicitudes de permisos de liberación al ambiente de maíz genéticamente ingresadas en 2014”, consultado 26/11/2014  http://www.senasica.gob.mx/?doc=25520
[7]  Tribunal Permanente de los Pueblos, Capítulo México, Sentencia de la Audiencia Final, 12-15 de noviembre 2014. http://www.tppmexico.org/
[8] Lelio and Lisli Basso Foundation, Rome, Italy, http://www.internazionaleleliobasso.it
[9] Lelio and Lisli Basso Foundation, International Section, Introduction, http://www.internazionaleleliobasso.it/?page_id=209&lang=en

Trade deals criminalise farmers' seeds

http://www.grain.org/article/entries/5070-trade-deals-criminalise-farmers-seeds

GRAIN | 18 November 2014 | Against the grain
What could be more routine than saving seeds from one season to the next? After all, that is how we grow crops on our farms and in our gardens. Yet from Guatemala to Ghana, from Mozambique to Malaysia, this basic practice is being turned into a criminal offence, so that half a dozen large multinational corporations can turn seeds into private property and make money from them.
But people are fighting back and in several countries popular mobilisations are already forcing governments to put seed privatisation plans on hold.
GRAIN has produced an updated dataset
on how so-called free trade agreements are privatising seeds across the world.
Guatemala’s trade agreement with the US obliges it to adhere to the UPOV Convention. But popular resistance forced the government to repeal a national law passed for this purpose. (Photo: Raúl Zamora)
Guatemala’s trade agreement with the US obliges it to adhere to the UPOV Convention. But popular resistance forced the government to repeal a national law passed for this purpose. (Photo: Raúl Zamora)


Trade agreements have become a tool of choice for governments, working with corporate lobbies, to push new rules to restrict farmers' rights to work with seeds. Until some years ago, the most important of these was the World Trade Organization's (WTO) agreement on Trade-Related Aspects of Intellectual Property Rights (TRIPS). Adopted in 1994, TRIPS was, and still is, the first international treaty to establish global standards for “intellectual property” rights over seeds.1The goal is to ensure that companies like Monsanto or Syngenta, which spend money on plant breeding and genetic engineering, can control what happens to the seeds they produce by preventing farmers from re-using them – in much the same way as Hollywood or Microsoft try to stop people from copying and sharing films or software by putting legal and technological locks on them.

viernes, diciembre 05, 2014

Pueblos fumigados

http://www.biodiversidadla.org/Principal/Secciones/Documentos/
Pueblos_fumigados._Boletin_N_588_de_la_RALLT


Los pueblos fumigados queremos hacer pública la constatación del fuerte contraste entre las demandas de poblaciones enteras, alarmadas por el aumento exponencial de enfermedades de todo tipo vinculadas directamente al modelo agrario y la respuesta “de facto” del complejo agroproductor quien sólo atina a huir hacia adelante, produciendo operaciones mediáticas y nuevos experimentos transgénicos, conducta particularmente agravada por la participación de agencias oficiales.